Contacto

Dirección:

Complejo deportivo Pando Aisia
Miguel Unamuno 43
Portugalete

Telefono: 668 80 80 92

E-mail: gabrielaguirrezabal@hotmail.com

No dudes en consultarnos tu duda, desde el formulario de contacto

 

Noticias

Inicio

nov. 16, 2013

¿Cómo elegir unas buenas zapatillas para ir correr?


Consejos que te pueden ayudar a la hora de comprar una zapatilla de correr.
Categoría: General
Enviado por: gabriel

La elección de las zapatillas debemos de hacerla con cuidado y siempre teniendo en cuenta estos factores:

  • Experiencias pasadas con zapatillas.
  • Problemas actuales.
  • Necesidades biomecánicas
  • Requerimientos del tipo de carrera.

Cuando estemos usando una zapatilla que nos va bien en carrera, va ser muy difícil cambiar por una que nos vaya mejor aunque existe un gran abanico de marcas y modelos. Lo que se recomienda es comprar dos pares del mismo modelo, antes de que el fabricante cambie el modelo. Los fabricantes a menudo realizan cambios sin anunciar. Casi siempre los cambios afectan al sistema de amortiguación  cambiando los materiales de la entresuela y muchas veces los nombres no cambian y no nos damos cuenta.

Lo mejor a la hora de comprarse unas zapatillas es ir a una tienda de especializada  que te ayuden a elegir la zapatilla que mejor se adapte a ti. Además de avisarte  de los cambios que se han realizado en tu modelo  también pueden ayudarte en la elección de otro modelo más rígido por ejemplo. Una de las mayores causas de lesiones al correr está debidas al  uso excesivo de las zapatillas. Los material que se usan hoy en día tienen grandes propiedades amortiguadoras pero también sufren fatiga del material por lo tanto las zapatillas deben de cambiarse  de los 500 a los 800 kilómetros. Cuando estemos acercándonos a esa cifra ya deberíamos ir pensando en el cambio de zapatilla  ya que el sistema de amortiguación cada vez absorberá menos impactos y se perderá la estabilidad de la zapatilla.

 

Definiciones:
Horma: Cada fabricante tiene sus propias hormas y varían con la de otros fabricantes, sobretodo en el ancho. 

Suela: Las zapatillas de correr están diseñadas exclusivamente para correr por lo tanto la suela esta diseñadas para un movimiento hacia delante. En cambio las zapatillas para tenis están diseñadas para movimientos laterales.

Parte de arriba o sistema de sujeción: Como el nombre lo indica es la parte superior donde se encuentra el tipo de sujeción.

Mediasuela: Se localiza entre la suela y la parte superior, es la parte encargada de la amortiguación. Otra función que tiene es la estabilidad siendo más estable en el talón y más flexible en los dedos.Para ayudar en el despegue. 

Contrafuerte: Pieza rígida que bordea el talón dando sujeción y estabilidad.  

Examina tus zapatillas usadas

Observa como tus zapatillas se han gastado sobre todo por la parte de la plantilla en la zona de los dedo y el talón. Muchos corredores que realizan el contacto con el talón se quedan asombrados al ver el desgaste que sufre la parte externa del talón.  Esto es normal y ocurre porque es el primer sitio donde el pie contacta con el suelo. En cambio, los corredores veloces o sprinters, corren con la parte delantera del pie y hacen el contacto con los dedos. Los corredores de velocidad suelen presentar más problemas en la parte de los dedos ya que si sufren un desequilibrio metatarsal en los dedos puede resultar en patología.

Lo siguiente que debemos de hacer es colocar el zapato sobre una mesa y observa el contrafuerte desde atrás. Si observamos que el contrafuerte esta inclinado hacia dentro significa que somos pronadores. Entonces,  necesitaremos una zapatilla con más estabilidad o cambiarla antes de tiempo

Si tu contrafuerte esta inclinado hacia fuera seguramente tenga un pie cavo con un arco excesivo. Este tipo de casos suelen resultar en esguinces de tobillo y mala transmisión de las fuerzas del pie hacia la pierna y espalda  Algunos individuos con este tipo de pie suelen tener dolores en la parte lateral de la rodilla, dolor en parte baja de la espalda, y dolor en la parte externa de la pierna. En este caso es muy importante asegurarse que el calzado tenga una buena amortiguación  y que no tenga mucho control.   
Mirando la zapatilla desde arriba, debemos de ver que los dedos no se marcan excesivamente. Si los dedos se marcan demasiado necesitaremos coger otro número.
Si tienes un pie flexible y pronado quizás necesites una horma mas ancha y un contrafuerte rígido para que sujete bien el talón y te de mas estabilidad. Este tipo de calzado controlará un poco más las fuerzas torsionales de la pronación.  En cambio, si tienes un pie cavo necesitarás una horma más estrecha para que se adapte mejor a tu pie. 

Probando la zapatilla                                                                     

Vete a la tienda de deportes especializada. Asegúrate de probarte las dos zapatillas. En algunas tiendas ten dejan probar las zapatillas corriendo. Esta es la mejor forma de probar las zapatillas y de asegurarte que son las zapatillas adecuadas para ti. Estate con las zapatillas puestas  por lo menos 5 minutos para asegurarte que están cómodas  y que no hay nada que duela.

Una vez de que hayas comprado unas zapatillas cómodas, no las uses la primera vez en una corrida larga de por ejemplo 15 kilómetros sino corre unos 5 kilómetros  aun ritmo suave y eso será suficiente. Los primeros 50 kilómetros de las zapatillas deberías hacerlos tranquilamente y sin demasiada carga de kilómetros. Nunca estrenes unas zapatillas en una maratón seguramente, acabes sufriendo de las rozaduras. Es increíble la cantidad de gente que comete estos fallos y acuden a consulta con dolores por culpa de no hacer una adaptación adecuada. 

Después de tu cuidadosa selección es momento de calzarte las zapatillas y disfrutar de ellas corriendo.

 ¡Recuerda, no olvides de cambiar de zapatillas antes de que sea demasiado tarde!